viernes, 4 de noviembre de 2011

Límites

En una tarde nublada y fría, dos niños patinaban sin preocupación sobre una laguna congelada. De repente el hielo se rompió, y uno de ellos cayó al agua. El otro agarro una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas, hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.
Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaron: “¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, es imposible que haya podido quebrarlo con esa piedra y sus manos tan pequeñas...”
En ese instante apareció un abuelo y, con una sonrisa, dijo:
—Yo sé cómo lo hizo.
— ¿Cómo? —le preguntaron.
—No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

"
Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr".
Einstein

4 comentarios:

  1. Qué razón!Muchas veces desistimos de algo sin haberlo intentado siquiera. Reflexionaré y trabajaré sobre todo esto. Un beso. Lucía.

    ResponderEliminar
  2. Lore no me deja escribir!

    ResponderEliminar
  3. Ahora si!
    Pues si Lore,asi es!Muchas veces somos nuestras propias enemigas.
    Voy a contar una anécdota que me ocurrió de pequeña y que mi hermana Lia y yo a veces recordamos reflexionando sobre los limites.
    Jugando de pequeñas ,estabamos de pie y me dijo: "levanta el pie izquierdo", lo levanté y me quede a la pata coja.Después me dijo "levanta el pie derecho sin bajar el izquierdo"..y...lo levanté!!!por unos instantes me quede en el aire.Mi hermana se quedo alucinada (además yo creo que ella pretendía que me cayerá jeje) y dijo "¿pero cómo lo has hecho?, eso es imposible! a ver...vuelve a hacerlo! y nunca más pude hacerlo.
    A mi nadien me había dicho que era imposible ni que me iba a caer...
    bicos Lore,y enhorabuena por el blog. Inés.

    ResponderEliminar
  4. Je,je,je, es una pena que desde que somos pequeños vayamos aprendiendo cómo limitarnos en lugar de ir potenciando nuestras habilidades para conseguir aquello que nos proponemos, pero ahora que lo sabemos es el momento de ir cambiando esas cosillas que nos dificultan el día a día y que podemos con ellas.
    Gracias Inesita, me alegro de que te guste.Un besazo hacia London City para ti guapa!!

    ResponderEliminar